Así suena la lavadora en un día domingo de aseo general. No se si es un delanto a un maldito temblor pronosticado o qué, pero el tracatraca es elritmo de la mañana.
No retomo Cafeamargo.com una novela en que me enamoro de una senadora rubia que vi en un pasillo del Alto Las Condes y que invité osadamente al hotel Ibis de Antofagasta; todo por ciertoen mi mundo paralelo imaginario y que da rebotes en mi mente.
No sé si las rubias son más apasionadas que las morenas, creo que es rubia la senadora, pero me perdí en libracos que me traje de Buenos Aires y no escribo nada. Absorbo: como una esponja.

Anuncios