Marejadas

Las olas a veces me remecen. No sé si me ponen melancólico pero me sacan todo el pus de adentro.

Mucha reflexión al caminar diez mil pasos. Debe ser el invierno, algo de depresión endógena o parecido debo tener que me aíslo. Y me hablo. Y a veces me rio solo.

Hoy fue reírme solo tras corregir una novela y crear un cuento con papá de protagonista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: