Travolta

El cine me fascina. Pucha que me gusta.

Pocas veces fui al cine de Los Andes. Casi no me acuerdo, creo que vi ahí Blade Runner o Cocoon, y me contó un amigo que tocaban parece Mambo Number Five al bajar el dimer de las luces laterales.

Pero iba a otro cine en la playa. Ahí vi Grease, Rocky, y hasta Tiburón. Era un cine rasca, de verano en San Sebastían en la séptima poniente. El ticket era como de rifa, con un número de tintura verde.

Ahí se cortaba la cinta y todos pifeaban y se daban el gusto en la oscuridad cómplice. Debo confesar que la masa me llevó a sacarle hasta la abuela al señor de las cintas negras que seguro las pegaba con scotch.

Pasé por ese cine que con el tiempo quedó en templo. Hoy es nada, pero se me vinieron tantos recuerdos.

Me creerían que me creía Travolta a los 11 años. Hasta me puse gomina.

20131219-061032.jpg

Una novela de King

Por @rodrigosolo

King tiene como 45 novelas. Una máquina creativa. Pero había buscado esta novela Dume muchas veces y siempre lo vi sellado o a un valor asqueroso (existira ese valor?)
Pero dí con ella en una librería de la playa. Lo pesé; compruebo los libros piratas por el peso. Pasó la primera prueba.
Y lo comencé a leer en el aeropuerto mientras hacía hora para subirme a un vuelo barato a Arica de 1
Am. Yo era el único gil en la cafetería con manso libraco. Todos los demás veían su perfil en facebook.
King tuvo un accidente una vez q casi lo dejó medio muerto; de ahí la idea de Misery que luego fue llevada al cine: una loca de patio lectora lo secuestra y lo encierra.
Él es un flaco desgarbado, una vez leí que no estaba tranquilo porque como las novelas le hablaban en la mente si no las producía luego. También hace radio en su pueblo.
Por ahora bendito placer; tener 400 páginas por delante para leer en cinco días de viaje.
Y lo misterioso; qué final tendrá el libraco que me salió solo diez lucas.

Capaz que le copie algunas ideas; descuartizaré a los protagonistas en el próximo artículo.
A pedacitos.

20131219-060657.jpg

Don Francis

Por @rodrigosolo

Es, era y será number One.
Me he cagado tantas veces de la risa gracias a Don Francis. Puede ser una frase soez. Pero no sé cómo sintetizar todas las tardes permanentes en que este caballero tiraba tejo por primera vez y zas le achuntaba en la linea exacta, o palanqueaba al viejito sin dientes de primera fila que fue donde Santis y volvió después.
Leche condensada de creatividad. Si conocí el Pepsodent en ese concurso de parejas jóvenes que se levantaban a cada santo y seña, y esas tómbola piñufla que se le cayó en pleno programa, o cuando regala una tele Irt en blanco y negro y la señor lo abrazaba y las hijas y los vecinos.

Pero lo ví entrevistando a los candidatos y se me vinieron todas esas imágenes en la mente. Bailó con la ex presidenta, le enrostró a un candidato de porqué no hablaba con su hermano (recordando su Sábado Gigante esperaba que saliera de la cortina), entre otras cosas.
Y me hiciste llorar po don Francis, y me reí también.

Number One. Cuando mueras creo que iré a despedirte, como que te conozco, esos sábados mi papá se mataba de la risa contigo.
Hoy rio yo.
Me darías tu autógrafo?

20131106-003905.jpg

U2

atarEs mi banda sonora.
Hoy abrí todas las ventanas porque el viento en la parcela estaba como si hubiese llovido y fuese como septiembre. Encontré The Josua 3, en youtube. Puse los audifonos nuevos del iphone y le dí.
Cuando me creía escritor, y pensaba que iba a ser escritor, es decir entre los 16 y los 20, hacía lo mismo en un departamento en Algarrobo apretujado junto a un cerro y el mar a no más de 30 metros de distancia.
Tenía el cassette que hablaba del árbol que encontraron perdidos estos tipajos en Arizona.
¿Qué fucking cosa hará Bono a esta hora?, ¿sabrá que escucho su música que me estimula a ser un drummer con el teclado blanco?
Cumplí 42, osea, si me lanzo a ser escritor debería partir pronto, sino se me pasará la vieja. Por eso estoy escribiendo cada día Café Amargo, tengo a sus protagonistas en el borde del mar en La Herradura donde fui hace unas semanas a más que nada mirar la forma de las calles, la textura de la atmosfera. ¿Se medirá?
No lo sé, pero ando esponja observando cosas: en mi parcela los grillos les dió por parlotear de lunes a domingo las 24 horas. No sé si tiene que ver con el calendario maya, pero dele que dele. La Locura ha pasado a ser un condimiento diario, por ejemplo me zambullo en Irving y busco entrevistas, hasta me gustó su casa que vi en un reportaje, y vi su cameo en la película El mundo según Garp, en la que hasta hace una aparición como el árbitro de lucha de Garp.
Lo mismo con Fuguet, pero no tan famoso pero con un verso de cool, así como aquí te las traigo Peter. Y hasta estoy leyendo unos cuentos de Bolaño que me hacen cambiar la redacción y hacer las frases más largas. Soy de frases cortas, muchos puntos.
Y suena U2, en que encuentro que todos sus campeones son épicas y que me llevarán a sentarme junto a Vargas Llosa, Neruda, García.
Bueno, u2, me hace soñar, y eso que no he fumado nada.
No fumo, me puedo quedar chico.

Una película en un canal de cable

Ella saca fotos, pero tirita, tiene Parkinson, es la misma protagonista de El Diablo está de moda.
Irremediablemente se enganchan.
Las comedias de amor son predecibles. Pero me gustan, y lloro con ellas.
Ellos se cuentan cosas; las
Conversaciones postcama son el leimotiv; como en Notting cuando Julia mira los pies de el librero.
De amor y de otras adicciones es la película. Anne Hathaway. Las fotos a las personas son el registro diario quizás de su enfermedad.
Ella es terminal; se morirá?
Uff ya me dio pena.

20121126-001045.jpg

iquique

Vine 25 horas a Iquique; a dos cosas.
Es bueno viajar porque uno nota lo que hay por hacer.

Di discursos mágicos: todo un vendedor de sueños y proyectos. Si resulta; cool. Si no resulta, otro intento más adelante.

Viajar es hablar con uno mismo: monólogos que dan rebotes en la cabeza.

A veces quisiera partir teletransportado a Algarrobo, a caminar con la sensación de las piedras y conchitas.

Supe que hoy había un vendabal, de esos surazos que dan frío. Aquí con el calor húmedo siento que es un clima extranjero. El hablar es más rapidito…
Viajar es mirar las cosas de lejos, desde los pliegues de mis sábanas que se me desarman a media noche por las almohadas cruzadas con mis piernas.

Quiero tener el Kino con sus mil quinientos millones para hacer más castillos imaginarios, hacer crecer la pyme, consolidar, y al mismo tiempo sentarme con un editor de Planeta que me dijiese “tu eres el futuro crack de las letras”.

Volver

Siempre uno vuelve; se reencuentra con un lugar, sabores, y pensamientos.

Y discusiones guardadas. Pero, qué se le va a hacer, ces la vie.

Yo necesito mar para mover mis brazos y desempolvar castillos imaginarios. Quizás así baje de peso también con tanto viento soplándome en los oídos.

Hay un diálogo permanente eso si, como palabras que se trastabillan en la cabeza. Deben ser los atardeceres digo yo.

Un tarro en la playaes

Este wiken puse un tarro en la playa, caminé, cultivé el ocio leyendo a Fuguet; planeé una casita dentro de ese tarro, con un jardín y juegos y quizas un velero.
Al volver me pasaron un parte a 108 en zona de 80 pero con 2 pistas en las que uno viene embalado a 120.
Me quedo con el parte; el tarro donde viviré con una nueva terraza.
Interesante crear una casa; espero la orden de demolición generada por mi vecina pero; que interesante ser malo y pasar a 108 y poner un container sin permiso municipal.

Catherine y yo

SIN RESERVAS es una de esas películas de happy ending que me mata.

Ella tiene una mirada permanente de seducción, el pelo negro azabache como el de mi amiga del alma Mercedes.

Las historias de amor son mis telenovelas encubiertas, pienso yo, aunque ahora sigo una novela yanki, The Big C, de una señora que le da cancer y comienza a vivir la vida a concho.

Y en esa novela norteamericana también lloro. Ahora escribo, en deshorarios. Porque no hay un método ordenado con novelas anteriores, y quizás busco redactar mi propia telenovela.Me leo cuatro libros al hilo, como quien toma una cerveza, lento placer. Siempre siento que voy a darle el palo al gato: ahora espero que sí en Caféamargo, sin dudas. Obviamente:otra historia de amor.

Dime

Vendían en esta calle un pastel de milojas sin h.
Lancé la talla al llevármelo.
-Sería más rico con h.
Estas ojas con sin h, fue la rápida respuesta del dependiente.
El manjar era dulce de leche; las ojas ni se sentían en el paladar.
Ojas nueva; milojas en la bahía.

20120428-110012.jpg

El mar de noche y de día

Aquí hay calor y agua. Ayer salió una morena de esas Hawantropic. Eramos un coro de animales en celo. Mar turquesa, un viento tibiecito.
Pasé por una casa roja y me vino el recuerdo; yo estuve aquí hace 12 años atrás.
Comí en restaurante con un puré exquisito.
El sol abraza…no se si es correcto el concepto con s o z. El sol es más redondo.
Y pienso en medio de ostiones. No todos los días pienso que cumpliré 42.

20120427-105546.jpg